Apenas tenía 42 años. Padecía insuficiencia renal, el corazón débil. Prácticamente desde que tenía uso de razón había tenido que ir a las sesiones de diálisis en el Hospital Puerta del Mar. Luego, cuando el Servicio de Diálisis se colapsó por masificación, le derivaron a un Centro Periférico de Diálisis de Cádiz. Allí fue donde le dio el ataque al corazón. Precisamente cuando estaba conectada a la maquina siendo dializada. Falleció en una hora, agonizando en un Centro de Diálisis, sin medico de presencia, ni desfibrilador, ni carro de cardioparada –fue una tragedia terrible-. No murió tan pronto, llamaron a la desesperada al 061 y la ambulancia tardó media hora en llegar, ante la impotencia de todos. Es lo que hay, carencia de medios humanos y técnicos en nuestra Sanidad. La Justicia sin embargo, no piensa lo mismo y le ha dado una indemnización. El artículo de hoy no es divertido, no toca.
En nuestra vecina Jerez, una mujer que deseaba ser madre y se acogió al programa del SAS para ser fecundada, también sufrió un varapalo. Estaba incluida en la lista de espera para ser fecundada in vitro (FIV) desde hacía dos años y llevaban dos años sin llamarla. Ella, espera que te espera, pacientemente. La pobre llamaba cada semana en su ansiedad e ilusión por concebir.
Así pasa el tiempo inexorable y cumple 40 y ¡oh, sorpresa! Es a ella a la que llaman del SAS, pero para decirle que tienen una mala noticia que darle: que la excluyen de la lista de espera y que ya no la van a fecundar. Pregunta por qué y le dicen que al haber cumplido 40 años, hay un protocolo del SAS que dice que por los factores de riesgo que tiene, la inseminación queda fuera de la lista y que no la fecundan. Se presentó la reclamación por discriminación positiva por razón de la edad, además había antecedentes tanto del Servicio Vasco de Salud como del Servicio Madrileño de Salud, y la volvieron a incluir en la lista y la fecundaron. Tiene a día de hoy un precioso retoño del que soy padrino. No todas las historias acaban mal.

José Luis Ortiz Miranda. buefeteortizabogados.es