Si tienes una tarjeta de crédito Wizink, Barclays, Citybank, Visa Pass Carrefour, Avantcard, MBNA… o un microcrédito Vivus, Cetelem o Cofidis, estas de enhorabuena y puedes reclamar. La juez del Juzgado de lo Mercantil de Cádiz ha condenado a Wizink a devolver a un consumidor gaditano 14.708,05 euros en intereses abonados, de carácter usuario, generados por su tarjeta “revolving”.
El hombre, que fue defendido por Bufete Ortiz, contrató con Carrefour una tarjeta revolving el 28/09/2003 tras ser abordado en el supermercado por un comercial de Carrefour. Las explicaciones que recibió es que era una tarjeta que permitía disponer de dinero o realizar compras, con la comodidad de que no había que cambiar de Banco y que luego se iba pagando poco a poco. El proceso de contratación, según relató el cliente en el juicio, duró poco mas de diez minutos, algo impensable si se tiene en cuenta de que se trataba de la contratación de un método de crédito asimilado a los créditos al consumo, en que el cliente llegó a tener un límite de disposición de mas de 8.000 euros.
En el contrato le cascaron un interés nominal remuneratorio (T.I.N) del 25,90 por ciento y su equivalente T.A.E del 29.,21 por ciento. Tres veces el T.I.N. y el T.A.E aplicados al consumidor. La Sentencia dijo que había usura porque el interés era desproporcionado con las circunstancias del caso. Además, por si fuera poco, también había ausencia de transparencia. Según el juez, el problema que presentan estos pseudo bancos es que no están sometidos ni a la supervisión del Banco de España ni a los del Banco Central Europeo, por lo que adolecen de protocolos de transparencias y aplican protocolos abusivos en caso de impagos sin haber explicado a los clientes las condiciones reales de los préstamos y las consecuencias terribles para los clientes y maravillosas para los Bancos en caso de que los clientes no pueda hacer frente a la devolución del préstamo. La clave, el camino que hay que recorrer se halla en la aplicación del deber de transparencia.
El consumidor tiene que ser informado de todas las condiciones de una forma clara, tiene que saber lo que tiene que pagar si deja de cumplir con sus obligaciones. Existen en este sentido, una ausencia de conocimiento informado. Moraleja de este artículo: si has contratado alguna de las tarjetas o microcréditos que te pongo al principio y te están friendo a intereses, no te conformes, que no te den coba, no seas tonto y demándalos. Te va a merecer la pena.

Publicado por Viva Cádiz – Andalucía Información.